Aceite

Los aceites son esenciales en la cocina. En algunos países, la mantequilla es usada tradicionalmente para cocinar, sin embargo, España es un país que se caracteriza por el uso de aceite de girasol y de oliva. Pero no todas tienen la misma calidad y la misión de Labrandero es acercar a tu hogar sólo las mejores.

√ Aceite de girasol

»  El aceite de girasol es un aceite de origen vegetal que se extrae del prensado de las semillas de girasol. En el aspecto técnico se trata de un conjunto de grasas insaturadas, saludables para el corazón  porque posee cantidades moderadas de ácido oleico comparado con el aceite de oliva y es una fuente abundante de vitamina E, un potente antioxidante.

»  En el mercado se encuentran disponibles distintos tipos de aceite de girasol: el normal, con un mayor contenido en ácido linoleico, y el alto-oleico, con contenidos en ácido oleico que pueden llegar hasta el 90%. Un ejemplo de la composición de ácidos grasos del aceite de girasol común por cada 100 gramos es la siguiente:

  • 20,2g. de ácidos grasos monoinsaturados.
  • 63,3g. de ácidos grasos poliinsaturados.
  • 11,9g. de ácidos grasos saturados.
  • 36,8% de ácido linoleico.
  • 11,2 % de ácido oleico.

√ Aceite de oliva

»  El aceite de oliva es un aceite vegetal que se usa normalmente para cocinar y que se extrae de la oliva o aceituna. Sin embargo, sus propiedades beneficiosas son tales que ha empleado en numerosos tratamientos cosméticos, especialmente hidratantes. El 90% de la producción mundial de olivas se emplea en producir este aceite y tan sólo un 2% de la producción mundial se realiza fuera del área del Mediterráneo. España es el mayor productor mundial.

»  El aceite se extrae de aceitunas maduras de entre seis y ocho meses, justo en el momento que contienen su máxima cantidad de aceite, momento que suele ocurrir a finales de otoño; y existen regulaciones en la Unión Europea sobre las clasificaciones del aceite en seis categorías en función de la concentración de ácidos grasos que contiene.

»  Algunas de las ventajas que nos ofrece el consumo del aceite de oliva son:

  • Previene de la oxidación del colesterol malo LDL. Por su contenido en vitamina E y el efecto antioxidante de ésta sobre la membrana celular, el aceite de oliva está especialmente recomendado en la infancia y la tercera edad.
  • Posee una acción antioxidante, previene el envejecimiento celular y también la formación de células cancerosas gracias a su contenido en polifenoles.
  • Ayudan a reducir los niveles de LDL  o colesterol malo gracias a su contenido en grasas monoinsaturadas.
  • En las personas diabéticas ayuda a rebajar los niveles de glucemia.
  • Ayuda al endurecimiento de los huesos.
  • Evita el exceso de colesterol.
  • Reduce el riesgo de la aparición de úlceras gástricas.

»  En nuestras instalaciones encontrarás una amplia oferta de aceites, tanto de girasol como de oliva, a precios muy competitivos, y por supuesto, siempre de la mejor calidad. Pero también tendrás a tu disposición nuestro personal cualificado para asesorarte y ayudarte a elegir el mejor complemento para tus recetas.