Pescado Semigraso

Lubina Labrandero»  El término pescado semigraso hace referencia a una variedad de pescados que en relación a su contenido graso se encuentran a medio camino entre los pescados denominados azules y los blancos. Mientras que los pescados azules son también llamados pescados grasos, precisamente porque en relación a la gran variedad de pescados que se consumen a nivel mundial ofrecen un aporte graso superior al 5%, los pescados blancos ofrecen un aporte graso menor al 2%. Los pescados semigrasos por el contrario ofrecen un aporte graso que se encuentra entre el  2 % máximo de los pescados blancos y el 5% mínimo de los azules.

»  En general no existen pescados semigrasos como tales, sino que dependiendo de la época del año un pescado azul o blanco se convierte en semigraso, porque reduce o aumenta el contenido en grasa de su cuerpo. Los pescados semigrasos generalmente viven a media agua y algunos ejemplos pueden ser la anguila, el besugo, la lubina, la dorada y el salmonete.

»  A la hora de adquirir nuestro pescado, sea semigraso, azul o blanco debemos tener en cuenta especialmente su frescura. Los pescados son alimentos delicados en cuanto a su conservación. De alguna u otra forma presentan menor resistencia a la proliferación de bacterias o microorganismos nocivos para nuestra salud. De ahí la importancia de que nuestro proveedor de productos del mar o pescados cumpla estrictamente con la normativa sanitaria vigente y sea capaz de ofrecernos productos frescos. Eso es precisamente lo que hacemos en Labrandero .

»  Labrandero es una empresa familiar fundada en 1955 que desde entonces ha ido creciendo de la mano de sus clientes y ha llenado sus mesas de productos de calidad y frescos. Entre la gran variedad de productos que puedes encontrar en nuestras instalaciones se encuentran frutas, verduras, cereales, pan, pescados, carnes, congelados, hierbas aromáticas e incluso algunas variedades de los vinos más exquisitos.

»  En Labrandero llevamos  mucho tiempo ofreciéndote los pescados más frescos y lo hemos conseguido preocupándonos por la cría y conservación de los productos hasta que llegan a tu mesa y evitando el almacenamiento. Es decir, lo que adquirimos en  Mercamadrid a primera hora o en los lugares de origen,  es lo que encuentras en nuestras

rodaballo Labrandero

instalaciones cuando acudes y lo que se llevan nuestros clientes. Por esta razón todos nuestros productos llegan a tu hogar con la máxima frescura y te permiten por ello disfrutar del mejor sabor.

»  Pero quizás una de las cosas que mejor nos caracteriza es nuestro ambiente familiar. No podemos olvidar nuestras raíces y así fue como día a día nuestros clientes depositaron nuestra confianza en nosotros. Las técnicas de conservación y logística han cambiado. Como empresa hemos crecido a tu lado, pero no hemos cambiado aquello por lo que nos elegiste, y una de esas cosas fue por el trato amable y cercano. Por esta razón en nuestras instalaciones no sólo encontrarás personal cualificado dispuesto a asesorarte en todo lo que necesites, sino que encontrarás a un personal dedicado, entregado y muy cercano.

Porque en Labrandero el protagonista eres tú.