Pan

pan-1»  El pan es un alimento básico que forma parte de la dieta tradicional de diversos continentes, regiones  y países como Europa, Oriente Medio, India y América. Se suele preparar a través del horneado de una masa, que se elabora fundamentalmente con una mezcla de harina de cereales, sal y agua, a la que se le suele añadir en la mayoría de las ocasiones algún tipo de  levadura para que la masa resultante fermente y sea más esponjosa y tierna.

»  El cereal más utilizado para la elaboración del pan es la harina de trigo aunque también se utiliza el centeno, la cebada, el maíz o el arroz. Existen muchos tipos de pan que pueden contener otros ingredientes, como grasas de diferentes tipos, huevos, azúcar, especias, frutas, frutas secas, verduras, frutos secos o semillas diversas. Pero a la masa también se le puede dar diversas formas en función del molde o herramienta que se utilice. Todo esto ha hecho posible que cada país y cada región donde se consume el pan, tenga su propia receta.

»  La adición de la levadura provoca la fermentación de la masa antes del horneado, y como consecuencia, le proporciona un volumen y una esponjosidad que queda muy apetecible una vez que ha pasado el proceso de horneado. El pan ha sido tan importante en la alimentación humana, que se considera como sinónimo de alimento en muchas culturas y de hecho, en la actualidad, el pan es un alimento básico que puede encontrarse en casi cualquier tienda de alimentación y su valor hace que se puedan calcular índices económicos de referencia, como el IPC (Índice de Precios al Consumo), que se emplea para determinar la evolución del coste de vida en las naciones.

pan-2»  Los ingredientes básicos, y necesarios para la elaboración del pan son sólo dos: harina y agua. El resto de componentes como la sal son opcionales y se emplean para dar sabor y fortalecer la masa. El pan  generalmente contiene gluten, un conjunto de proteínas insolubles en agua procedentes de los cereales molidos que se encargan de proporcionar a la masa un aspecto compacto similar al del chicle. El gluten además se encarga de atrapar el dióxido de carbono liberado durante la fermentación y provocar el ‘hinchamiento’ de la masa. Pero estas proteínas no son adecuadas para todo el mundo, especialmente para los celíacos por lo que en la actualidad es posible encontrar pan sin gluten.

»   En Labrandero podrás encontrar una amplia variedad de pan fresco y crujiente: desde pan normal a pan con cereales.  Tú decides qué quieres y nosotros nos encargamos de llegue a tu hogar y vista tu mesa con el mejor sabor.